En 2016 la Universidad de Siracusa, con sede en Nueva York, dio a conocer un estudio donde menciona que comer pastel por las mañanas si tiene diversos beneficios para las personas.

Por ejemplo:

  • Debido a los ingredientes, el cerebro comienza a funcionar de manera más activa.
  • El huevo y chocolate con que se preparan muchos pasteles resulta nutritivo para la salud.
  • En cantidades razonables, los pasteles mejoran el flujo sanguíneo que llega al cerebro.
  • Al comer pastel por las mañanas reduces los antojos que puedas tener a lo largo del día.
Recuerda que el desayuno es la comida más importante del día y, por lo tanto, seguir esta dieta diariamente tampoco es lo mejor, ya que el cuerpo debe recibir otros nutrientes que un pastel no contiene. Recuerda que todo en exceso es malo así que empieza a intentar esto de una a tres veces a la semana.

La duda que ahora tendrás será ¿qué pastel elegir?